CORAZEM CD 120MG

Presentación: Capsula


 

US$1.60

80 puntos
TV-CZ0.00
100 Artículos

CAPSULAS de 120 mg de clorhidrato de diltiazem de liberación controlada.

Hipertensión arterial leve a moderada, como monoterapia o terapia combinado con otros fármacos (diuréticos tiazídicos, inhibidores de la ECA, etcétera). Angina de pecho estable o inestable; espasmo coronario e infarto agudo del miocardio no-Q, siempre y cuando no existan síntomas o signos de insuficiencia cardiaca.

12%
6%
GRUPOFARMA
NO
No
Presentación: Capsula

DOSIFICACION

Inicialmente, 120 a 180 mg una vez al día. La dosis se podrá ajustar a intervalos de 2 semanas. El rango usual es de 120 a 240 mg/día. Los pacientes controlados con diltiazem solamente, o aquellos que reciben diltiazem combinado con otros fármacos antihipertensivos, pueden ser transferidos a CORAZEM® CD cápsulas de liberación controlada en forma segura, a la dosis diaria total más cercana. Subsecuentes ajustes a dosis mayores o menores podrán ser necesarios, de acuerdo con el criterio médico.

En pacientes con insuficiencia hepática grave, administrar una dosis menor, ya que los mismos pueden presentar una disminución de la depuración de loratadina. Después de la suspensión de una corticoterapia prolongada o con dosis altas, puede ser necesaria la vigilancia del enfermo por hasta 1 año.

COMPOSICION

CAPSULAS de 120 mg de clorhidrato de diltiazem de liberación controlada.

INDICACIONES

Hipertensión arterial leve a moderada, como monoterapia o terapia combinado con otros fármacos (diuréticos tiazídicos, inhibidores de la ECA, etcétera). Angina de pecho estable o inestable; espasmo coronario e infarto agudo del miocardio no-Q, siempre y cuando no existan síntomas o signos de insuficiencia cardiaca.

CONTRAINDICACIONES

Enfermedad del nodo sinusal. Bloqueo A-V de 2° y 3er grado. Hipotensión (sistólica inferior a 90 mm de Hg). Hipersensibilidad al medicamento.

INTERACCIONES

Los niveles séricos de beta-blo­queadores, digoxina, ciclosporina y carbamazepina au­mentan con la administración concomitante de diltiazem. Con los anestésicos las dosis deben incre­mentarse cuidadosamente. Se han reportado en la literatura interacciones de diltiazem con warfarina, rifampicina y litio.

PROPIEDADES

CORAZEM® CD es un inhibidor de la entrada del ion calcio (bloqueador lento de canales de calcio o calcioantagonista).

 FARMACOLOGIA

Los efectos terapéuticos de CO­RA­ZEM® CD están relacionados con su capacidad de inhibir la entrada de iones calcio durante la despolarización de la membrana de la musculatura lisa cardiaca o vascular. 

Mecanismo de acción: CORAZEM® CD produce su efecto antihipertensivo principalmente por relajación del músculo liso vascular y la resultante disminución de la resistencia vascular periférica. La magnitud de la reducción de la presión sanguínea está relacionada con el grado de hipertensión; por lo tanto, los individuos hipertensos experimentan un efecto antihi­per­ten­sivo, mientras que hay sólo una modesta disminución de la presión sanguínea en individuos nor­mo­tensos. Su exclusivo sistema de liberación controlada sodas (Spheroideal Oral Drug Absorption System) consiste en una mezcla de partículas esferoidales de diltiazem recubiertas por una membrana de material polimérico de espesor variable que, al contacto con el tubo digestivo, se hace semipermeable dando lugar a un proceso de difusión controlada, lenta y sostenida del fármaco. Al iniciarse el mismo, las esferas con cubierta más delgada dan lugar a una liberación continua durante las primeras 12 horas, al cabo de las cuales se activan las de mayor grosor para producir un aporte similar durante las siguientes doce horas. 

Efectos hemodinámicos y electrofisiológicos: En el hombre, el diltiazem previene el espasmo espontáneo de las arterias coronarias provocado por la er­go­novina. En estudios de tolerancia al esfuerzo en pacientes con enfermedad coronaria, se reduce la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea; los estudios actuales, principalmente en pacientes con buena función ventricular, no han revelado efecto inotrópico negativo y no se ve afectado el gasto cardiaco, la fracción de eyección y tampoco la presión de fin de diástole del ventrículo izquierdo. Existe poca información acerca de la interacción de diltiazem y los beta-bloqueadores en pacientes con déficit de la función ventricular. El diltiazem de liberación prolongada reduce los efectos renales y periféricos de la angio­tensina II lo que se traduce en reducciones de la presión sanguínea, aumentos en el gasto urinario y en la natriuresis sin cambios en la relación sodio/potasio urinarios. La terapia crónica con diltiazem no produce cambios ni aumento de las catecolaminas plasmáticas. La prolongación asociada al diltiazem del intervalo 

A-V no es más pronunciada en pacientes con bloqueo cardiaco de primer grado. En pacientes con síndrome del nodo sinusal enfermo el diltiazem prolonga de una manera significativa la longitud del ciclo sinusal (hasta más del 50% en algunos casos).

 FARMACOCINETICA

Farmacocinética y metabolismo: El diltiazem tiene una biodisponibilidad absoluta de más o menos 40%. Debido a un prolongado metabolismo, sólo del 2 al 4% del fármaco aparece en la orina. El diltiazem se une a las proteínas plasmáticas en un 70 a 80%. Estudios competitivos in vivo han demostrado que la unión del diltiazem con las proteínas no se altera con concentraciones terapéuticas de digoxina, hidrocloro­tia­zida, fenilbutazona, propranolol, ácido acetilsali­cílico o warfarina. La vida media de eliminación plasmática, después de una administración única o múltiple del medicamento, es de aproximadamente 3,0 a 4,5 horas. Las concentraciones plasmáticas terapéuticas de diltiazem están entre los 50 y 200 ng/ml.